lunes, 25 de noviembre de 2013

Cupcakes y Manolos*

Zaloa
Empiezas a creer que eso del amor de tu vida podría no ser un camelo cuando, recordando un chascarrillo viejo (esto no es un blog de actualidad), ella te cuenta durante la cena que Sex and the city le parece:
“Un chollo para guionistas sin vida propia (locazas ellos, frígidas ellas) empeñados en sacar a relucir lo peor de las mujeres.”
O que:
“Sarah Jessica Parker es una hortera con cara de caballo  incapaz de llevarse a la cama a nadie más que a Matthew Broderick" (qué lástima de chico, con lo bien que daba el pego como Ferris Bueller). Y también que:
"Lo peor es que esta pava haya acabado creyéndose su propio personaje". O mi preferida:
“La imbecilización de los hombres y de algunas machorras a través del fútbol es equivalente a la que se pretende lograr con nosotras por medio de basura decadente como Sex and the city, disfrazándola de guerra de sexos”.
Quien se expresa en estos términos ha elegido un Pintia del 2007, es una de las mujeres más guapas que hay aquí esta noche (que no son pocas) y, sin duda, la mejor vestida. Además, se ríe mucho, besa fenomenal, habla bajito y coloca como nadie las tildes y las comas. ¿Habrá empezado a cambiar mi suerte? 

*Si has entrado aquí gracias al título es que ya sabía de qué iba la cosa ¿verdad?

2 comentarios:

  1. Pintia, corrección ortográfica, besos estupendos y elegantes (las chicas elegantes crean siempre la sugestión de un beso fenomenal, no sé), vaya si tienes suerte.

    Un abrazo amigo Jon.

    ResponderEliminar
  2. Los ojos son de mi amiga Z. No iba a poner una foto de SJP...

    ResponderEliminar